29 de sept. de 2012

La Impotencia

El hecho de hablar de La Impotencia o disfunsión eréctil crónica ha dejado de ser un tabú para la sociedad.  Un hombre que no logra tener una erección suficiente para mantener una relación es considerado impotente. La erección del pene conlleva una compleja combinación de estímulos cerebrales, actividad vascular, actividad nerviosa y actividad hormonal.

Podemos mencionar algunos factores que pueden llevar a La Impotencia y entre estos están la enfermedades vasculares periféricas, algunos medicamentos, el alcohol, el tabaquismo, antecedentes de transmisión sexual y enfermedades crónicas como diabetes o presión arterial alta. Otros factores que pueden causar la impotencia podrían ser: alteraciones hormonales, falta de deseo, pérdida de libido que puede ser causada por depresión, enfermedades, medicamentos y por supuesto la pérdida del atractivo hacia la pareja.

Según estudios realizados hoy en día se considera que la impotencia puede ser causada por más de doscientas drogas entre las que podemos mencionar: alcohol, medicamentos para la hipertensión, antidepresivos, antihistamínicos, diuréticos, narcóticos, nicotina, sedantes, inhibidores de los ácidos estomacales y medicamentos para la úlcera.

Sabemos que fumar y consumir alimentos grasosos lleva a la producción de placas que taponean las arterias y esto bloquea el flujo de sangre al corazón, esas placas tambien pueden bloquear las arterias que irrigan los organos genitales y como consecuencia tenemos la impotencia.

No es una novedad que la impotencia cause problemas entre las parejas, la familia, el entorno social y laboral. Esta enfermedad debe ser tratado en confianza entre la pareja para superar esta crisis y un poco de compresión de la mujer para no afectar aún más esta deficiencia masculina que bien puede ser un incidente aislado. Además la mujer puede ayudar a superar esta enfermedad para lo cual deberá proceder a cambiar su actitud durante el proceso del acto sexual, puede iniciar realizando caricias a los genitales del hombre, calificar siempre de manera positivia el comportamiento del hombre si logra la penetración aunque sea breve y un juego previo apasionado casi siempre obtiene como respuesta la erección del pene del hombre.

 Aspectos que deben ser considerados.
  • Consumir alcohol dismunuye la capacidad en el organismo de producir  tetosterona. El alcohol no solamente afecta la función sexual, además tiene otras consecuancias como podrían ser un ataque cardíaco y otras graves enfermedades.
  • La arterioclerosis es una de las enfermedades que restringe el suministro de sangre al pene y esto puede llevar al fracaso en el desempeño sexual. En este caso una dieta baja en grasas puede ayudar a revertir el problema.
 Algunas sugerencias:
  • Consuma todos los días tres o más tazas de leche desnatada.
  • No tome líquidos antes ni durantes las comidas.
  • Tome Vimatima B en suplementos.
  • Cambie su rutina alimenticia y en vez de tres comidas grandes al día, consuma con frecuencia pequeñas cantidades.
  • En lo posible haga ejercicio, pero debe evitar el ejercico demasiado fuerte.
  • Si usted fuma, debe abandonar esta adicción. Fumar disminuye el apetito sexual y es una de las prinicipales causas de inapetencia.
  • La Damiana ayuda a mejorar el flujo sanguíneo hacia el área genital. 
  • El Wild Yam contiene esteroides naturales que rejuvenecen y aumenta el vigor sexual.
  • Entre medicamentos naturales encontramos Super Herbal V , es un suplemento que contiene muchas hierbas que ayudan a la función eréctil, normalizan el funcionamiento de la próstata y además contiene Super Libido Fórmula.
  • Incluya en su dieta semillas de calabaza, polen de abeja o jalea real.
  • Evite el alcohol en especial antes de la relación sexual.
  • No consuma grasas de origen animal, azúcares, alimentos fritos ni comida chatarra.
  • Evite el estrés.
  • No fume y evite los ambientes con humo de cigarrillo.
  • Consulte un urólgo para determinar la causa de su impotencia.
  • Si toma medicamentos para controlar su presión arterial, consulte con su médico. Algunos medicamentos para la hipertensión ocasionan dificultades eréctiles.
Nota: Todo lo documentado en este artículo es de caracter informativo. Siempre consulte a su médico de cabecera antes de hacer cualquier cambio en su estilo de vida.